Rellenos con ácido hialurónico: como dermatólogos realizamos todo tipo de correcciones faciales con ácido hialurónico que respete la piel, buscando siempre un resultado armónico y natural. Consideramos el envejecimiento como un proceso biológico natural donde es posible mejorar sin transformar. Menos es más. (VER ESTÉTICA)

Láser para manchas: tras un correcto diagnóstico, realizamos de 2-4 sesiones de luz pulsada para devolver a la piel su luminosidad y uniformidad en el tono. Mejora mucho el aspecto de la piel que ha sido dañada por el sol durante años. Las zonas más tratadas son cara, escote y dorso de manos, consigue eliminar manchas y rojeces.

Toxina botulínica: tratamiento de las arrugas de expresión en frente, patas de gallo, y entrecejo. También consigue elevar la cola de las cejas, abriendo así la mirada. Se emplea también con excelentes resultados para el exceso de sudor en axilas. 

Peelings: aliados perfectos para mantener la piel con un tono y textura de calidad.

Tratamiento de bruxismo: relajación de la musculatura mandibular para aliviar la articulación temporomandibular y el descanso nocturno, además conseguimos disminuir el ensanchamiento madibular.

Hiperhidrosis axilar: tratamiento del sudor de larga duración mediante pequeñas infiltraciones de toxina botulínica sin dolor. Es un tratamiento que aporta mucha comodidad al paciente ya que le permite vestir sin verse condicionado por las molestas manchas del sudor, además de disminuir considerablemente el olor.

Rejuvenecimiento íntimo: hidratación con ácido hialurónico para mejorar el confort propio y devolver la juventud a la mucosa genital femenina.

Cirugía de quistes, lunares y verrugas: disponemos de una sala de cirugía menor donde poder realizar bajo anestesia local la cirugía de todo tipo de lesiones. Los mal llamados “lunares abultados o verrugas” los eliminamos mediante un pequeño rebanado sin puntos, que a penas deja marca, para que quede lo más estéticamente posible.